A: A la gente del Sahara y de Gaza

Porque nos enseñan que incluso en la peor de la crisis la vida se impone

Hay lugares que saben muy bien lo que es un confinamiento, un no poder correr sin rumbo con el aire en el rostro, el sonido del agua y los árboles arropándote. Hay lugares en los que cuesta respirar el día a día; en donde los baches son más que las llanuras y a un día le sigue el otro sin puertas de salida. Gaza, Sáhara… lugares en los que viven personas que demuestran que, a pesar de tanto, la vida siempre se impone. Lugares en los que las personas, aun viviendo así, son capaces de pensar en los demás y abrazar en la distancia.

Quienes saben bien lo que es vivir una crisis constante nos mandan mensajes de apoyo: estamos juntos en esto -nos dicen-, fuerza, nuestros pensamientos y corazones están con vosotros. Vídeos desde Gaza y los campamentos saharauis en los que apoyan a la gente española e italiana que está sufriendo el impacto del COVID29.

Yo los veo, los escucho, intento imaginar sus vidas y se me encoge el alma. Siento unas ganas enormes de abrazar tanta generosidad, ese hermoso apoyo de quienes tanto llevan a sus espaldas. Cuánto tenemos que aprender.

Mi agradecimiento a mujeres, hombres, niños y niñas que, en medio de la infamia que sufren a diario, defienden la alegría como una trinchera, resisten, construyen, se cuidan, se abrazan y nos abrazan. Gracias por tanto. Shukraan.

Aquí los vídeos:

Yolanda

Madrid