A: A mi mujer, Clara

Por ser la persona más alegre y positiva que conozco

Le agradezco a mi mujer Clara, que hace que prefiera estar en casa más que en ningún otro sitio. A mi padre y mi hermana x cuidar de mi madre, y a ella por ser tan positiva. A los que promueven las reuniones virtuales que reconfortan y animan. A mis amigos por preocuparse e intentar hacer más amena esta situación.

Sin verlo venir, nuestra sociedad se ha visto inmersa en la peor situación desde la guerra civil y la postguerra.

Desgraciadamente no a todo el mundo le está afectando por igual y yo me considero tremendamente afortunado porque ningún familiar ni amigo ha padecido coronavirus, o por lo menos con consecuencias graves. Por contra, la crisis sanitaria ha provocado una gran crisis económica y ahí si que ha afectado de lleno a mi familia y amigos. Una vez más, sigo siendo afortunado y de momento tampoco me he visto afectado.

Personalmente lo peor que me esta tocando vivir a mí no es el confinamiento, aunque nuestro piso no llegue a lo 40 metros. Por suerte no podría tener mejor compañía. Mi mujer es la persona más alegre y positiva que conozco y nuestros dos perretes nos dan ese aire fresco de salir a la calle a pasearlos. Además, al continuar trabajando desde casa, me permite tener la mente ocupada en otros temas.

Lo peor es el miedo y la incertidumbre de no saber cuándo acabará esto y que en cualquier momento algún familiar o amigo pueda contagiarse.

Bueno, a lo nuestro, que este era un escrito de agradecimiento y no una reflexión personal.

En primer lugar agradezco a mi mujer Clara como ya he dicho antes, que hace que prefiera estar en casa más que en ningún otro sitio. A toda mi familia (la mía y la de Clara), en especial a mi padre y a mi hermana x cuidar a mi madre, que es un colectivo de riesgo y a ella también x ser tan positiva.

A los que lo están pasando mal porque sus empresas les han hecho un ERTE o directamente esta situación hace que no puedan encontrar trabajo y en cambio se muestran positivos. A los que promueven las reuniones virtuales que reconfortan y animan. A mis amigos x preocuparse e intentar hacer más amena esta situación.

Además de las personas que conocemos, estos días son muchas las iniciativas que se están llevando a cabo con fines muy diversos, las que yo más valoro son las de reconocimiento al trabajo del personal sanitario, supermercado, transportistas, etc. Y por eso cada día a las 8 salimos x nuestra ventana y aplaudimos.

Desconozco la motivación del resto de vecinos y he llegado a la conclusión que me da igual, cada uno en su medida aporta su granito de arena y hace que no nos sintamos solos.

Julián

Esplugues de Llobregat (Cataluña)