A: Mª José

Gracias por tu llamada diaria a los abuelos y contarnos como están

Agradezco a mi hermana mayor, Maria José, que cada día, sin falta, llama por teléfono a los «yayos». Ellos que están confinados a 300 km de donde vivimos nosotros. Cada mañana nuestra hermana nos envía el «parte» por Whatsapp. Siempre nos cuenta una anécdota del día o lo salpimienta con algún emoji divertido. Parece mentira que un gesto tan sencillo como el suyo nos dé tanta tranquilidad y tanta confianza para el resto del día. Noto que tras ello hay más amor que nunca.

Gracias hermana!

Delfí

Begur