A: A mi madre Mª Carmen

Por inspirarme para ser mejor

Me siento agradecida, afortunada y me inspira para ser como ella. Me enseña a ser mejor y a pensar en los demás.

Quiero destacar que estoy agradecida, profundamente agradecida a mi familia y, en especial, a mi madre Mª Carmen. En estos días de confinamiento, mi madre ha pensado en toda su familia cosiendo mascarillas de tela con retales que tenía en casa para todos los miembros de la familia que vivimos cerca.

Cocina para nosotros y siempre nos tiene en su pensamiento. Me siento agradecida, afortunada y me inspira para ser como ella. Me enseña a ser mejor y a pensar en los demás. A ser solidaria, a ayudar, a pensar en lo grupal y no en lo individual. A pensar más en lo social, en los demás.

El resto de mi familia no ha parado tampoco de pensar en los demás. Todos. Al cocinar siempre preparando para repartir y pendientes de momentos importantes. Mi hermano y mis tíos se han desvivido para el cumpleaños de mi hijo. Me siento muy afortunada y agradecida con la familia que tengo.

Laura

Cerceda (Madrid)